Instalaciones de vapor, calefacción

Calefacción en la casa es una cuestión muy difícil la comunicación, un dispositivo que normalmente se ocupan de los profesionales, sin embargo, si dispone de las herramientas necesarias, el equipo y las habilidades que perfectamente se puede hacer todo por sí mismo.

Instalaciones de vapor, calefacción: diseño de un sistema de

Este es el sistema que en su composición contiene un especial de calderas de vapor, tuberías y radiadores. Como refrigerante en esta opción se utiliza calentado con vapor. En el proceso de funcionamiento de todo el sistema, se produce la formación de condensación en los intercambiadores de calor, él y se devuelve a la caldera. Gracias a ello, no es necesario instalar el tanque de expansión, que es necesaria cuando se utiliza agua. De la caldera llega calentado el vapor, el cual mueve el hilo y se mueve en los radiadores, y generalmente se montan debajo de las ventanas en las habitaciones. Si se organiza el vapor de calefacción en una casa privada, lo caldera normalmente se coloca en el sótano o en el primer piso, la habitación debe ser provista de ventilación del sistema. El número de radiadores y su tamaño se definen en función de cuál es la superficie de las instalaciones, y la potencia de la caldera debe ser ajustada dependiendo de la carga. Si usted tiene una casa grande, es deseable llevar a cabo двухтрубную sistema, formado por la parte inferior y la parte superior de los hilos, gracias a lo cual se garantizará el adecuado nivel de calor y confort en el hogar.

El vapor de calefacción: la elección de los equipos

En el proceso de selección de los radiadores y tubos vale la pena tener en cuenta que el material del que están fabricados, debe tener suficiente resistencia. Sólo así el sistema será capaz de soportar la suficiente cantidad de carga que se generan en el proceso de circulación de agua caliente o de vapor. En las tiendas especializadas hay una variedad bastante amplia de los radiadores, por lo que usted puede tener en cuenta no sólo su conveniencia, sino también la durabilidad y fiabilidad, así como el diseño de su vivienda, que le permitirá hacer la elección correcta.

Tradicionales en los radiadores de hierro fundido permite una reducción significativa de los costos de combustible para la caldera. En este momento utilizan estos modelos es muy raro, ya que no pueden encajar bastante orgánicamente en el interior debido a sus bajas estéticas de los indicadores. Ahora a menudo se organiza el vapor de calefacción con el uso de otros tipos de radiadores. De acero modelo, que se cumplen en forma de barras o tubos, capaz de durar mucho tiempo, y la tasa de liberación de calor de ellos es bastante alta. Tubular radiadores son excelentes para el hogar, sin embargo, debido al alto costo que no todos están disponibles.

El aluminio radiadores de mucho menor duración que el de otros modelos. Sin embargo, su ventaja siempre fue excelente diseño, compacto, así como la posibilidad de reemplazar el dañado de la sección en caso de necesidad. Estos radiadores deben acercarse a los materiales de que están hechos los tubos. Usted puede organizar el vapor calefacción con bimetálicas de los radiadores fabricados de acero, cubierto con la capa de aluminio. Ellos son más caros que el de la opción anterior, sin embargo, poseen un alto grado de resistencia a la corrosión, resistencia y pueden servir para muchos años.

Instalaciones de vapor, calefacción: selección de tubos

A este respecto vale la pena centrarse en indicadores tales como la durabilidad, la fiabilidad, así como la posibilidad de garantizar el sigilo. Si va a ocultar las tuberías en las paredes, entonces mejor se adaptan de cobre. En este momento la opción más popular son tubos. En el proceso de producción se realiza el recubrimiento de la tubería de acero de plástico por dentro y por fuera. Así que se vuelven resistentes a la corrosión y fáciles de montar. Esto es muy importante para los que pasa el vapor al calor de sus manos.

Antes de comenzar a realizar esta difícil tarea por sí mismo, debe familiarizarse con los requisitos que se imponen a la instalación.